web analytics

Una fuente de chocolate para la boda

Una fuente de chocolate, o dos, dependiendo de los sabores que se quieran tener en la mesa, es un postre ideal para las bodas, porque es dulce, y eso gusta a todo el mundo.

Está claro que la tarta de boda no puede faltar en el convite de bodas, pero hay algo que puede complementarla, y que mejor que una fuente de chocolate para colocar en medio de una mesa, para que los invitados se puedan acercarse y comer todo lo que quieran rebozado de chocolate.

Alrededor de la fuente de chocolate, ya sea de chocolate blanco o negro o una mezcla de ambos, así nadie se puede quejar del sabor, se pueden colocar distintas frutas, como pueden ser piña, plátano o fresa, dependiendo de la época del año que estemos, aunque también se puede colocar salado. Unas galletitas pequeñas, unas palmeras o otro tipo de salado para terminar de rematar una cena perfecta.

Comments are closed.