Un “Sí, quiero” a nuestra boda

Si durante los meses previos a la boda me hubieran dicho lo rápido que pasaría este día tan especial, probablemente hubiera asentido con la cabeza, pensando que tampoco era para tanto la cosa. Pero todas las frases célebres que te dicen meses antes, al final terminan teniendo toda la razón.

Pues bien, no podemos estar más felices por como transcurrió este día tan especial, todo salió a pedir de boca, y sobre todo disfrutamos juntos de toda nuestra familia y amigos, creando un día perfecto en el que solo sabíamos sonreír. Disfrutamos de cada segundo de este día, además de todos los momentos especiales que nos dejaron los preparativos anteriores.

A nuestra familia y a cada uno de nuestros amigos, solo podemos darles un enorme GRACIAS, por como se portaron con nosotros, por como se  involucraron en todos los preparativos, pero sobre todo por como se volcaron en hacernos felices a los dos.

Poco a poco os iré contando cada detalle de este día, que si por algo se caracterizo también, fue por romper gran parte de los protocolos tradicionales de boda. Un día en el que todo fue muy nuestro y como siempre repito aquí, que se adaptó totalmente a nuestros gustos y a nuestra personalidad.

Os dejo una bonita foto, en la que podéis ver la cara de “Happy” de ambos.

Deja un comentario

+ 17 = 27