El perfume, el último toque antes de salir

El perfume es la gran esencial, el aroma que deja la novia antes de entrar en escena, y es que cuando estás a punto de llegar a la iglesia, siempre hay que intentar dejar una sensación distinta en tu cuerpo, y por supuesto, una olor que embriague a todo el mundo, y eso lo da un gran perfume.

En algunas ocasiones el olor del perfume es elegido por la amiga o amigas más cercana, normalmente, es elegido por una persona que conoce a la perfección los gustos de la novia, la amiga de toda la vida o aquella persona que la quiere casi como si fuera una hermana y con la que quieres vivir al máximo la boda.

Otra de las personas que pueden regalar el perfume a la novia, es la hermana, puesto que se supone que es un momento donde ambas se separan para vivir unos caminos diferentes, y se tienen que quedar con un olor para toda la vida. Estas son algunas tradiciones sobre el perfume que se conocen, pero seguro que hay muchas más en otros lugares del mundo, y no solo cuando se habla de la novia, sino que también el novio tiene que cambiar “su olor desprendido” durante ese día, y hay que elegir un olor especial y diferente.

Así que si la boda está cerca, no dejéis los pequeños detalles para última hora, como por ejemplo comprar el perfume o comprar coméstica, coger unos días antes y elegir aquel perfume que más os guste y, por supuesto, más aguante el olor, puesto que ese día va a ser demasiado largo y siempre hay que tener “buena presencia”, en especial, en las distancias cortas.

¿Conocéis alguna tradición más sobre el perfume, olor y la novia?

Deja un comentario

28 − = 18