¿Con cuánto tiempo elegimos el vestido de novia?

Imagen Valentino

Parece que cuando damos el paso de organizar nuestra boda, tenemos que empezar a ver todos los preparativos durante muchos meses antes, e incluso durante un año antes, ya que sino corres el riesgo de que te pille el toro y de que la gente que te rodea te tache de loka por no estar mirando todos y cada uno de los complementos y accesorios que vestirán este día tan especial.

Y así, si hay un algo importante que elegir durante los meses previos a la boda es el vestido de novia, pero como para todo no hay verdad absoluta, ¿con cuánto tiempo de antelación se empieza a mirar o a escoger el que será nuestro precioso vestido de novia?

Yo tengo mis dudas, y os aseguro que no tengo ni idea si existe un plan de viaje para novias dónde se nos diga en qué mes tienes que ver cada cosa, o elegir cada complemento, y si alguien lo tiene que me lo preste!!! ;>

Pues bien, como creo que todo lo que termina siendo una boda acaba siendo igual, os aconsejo que seáis coherentes con vosotras mismas y miréis las cosas cuando el cuerpo os lo pida. Quizá seáis una novia que se desvive por su boda y quiere empezar a mirarlo todo con un margen muy amplio de tiempo. O puede que seáis una novia que no quiere muchas historias y con unos meses previos todo puede quedar solucionado.

Yo creo que estoy en el punto intermedio. A veces sale un día en el que vivo motivada por ver cosas, y otros como que mejor no quiero oír hablar nada de este día tan super especial (cuestión difícil y rara siendo mi día a día traeros todas las novedades sobre bodas).

De momento, como consejo es que debéis de tener claro que tipo de vestido queréis llevar el día de vuestra boda (siendo conscientes que como toda novia que se precie acabaréis comprando el vestido que en la percha no os hacía ninguna gracia pero que puesto queda divino). Y además, debéis de tener en cuenta que durante el periodo estival muchas fabricas cierran por vacaciones, por lo que debéis dar mínimo un par de meses para la confección, por si dais el “sí quiero” después del verano.

Espero que al menos como principios básicos para encontrar tu vestido de novia os haya servido, yo espero que a mí también me sirva, y sin más esperemos que esta complicada labor de encontrar el vestido de nuestros sueños tampoco se nos haga muy pero que muy difícil.

 

 

Deja un comentario

60 − = 59