Boda lluviosa, boda dichosa

Imagen de Inosolo.com

Cuando una pareja de novios decide casarse uno de los principales pensamientos que a ambos se les viene a la cabeza es buscar una fecha dónde quizá por el clima que hace durante esa temporada, es menos probable que pueda llover o haber una tormenta en este día tan especial.

Yo hoy, y con el día un tanto gris con el que nos hemos despertado, os invito a que disfrutéis tanto o incluso más de vuestra boda si por casualidades de la vida, la lluvia quiere estar presente durante nuestra boda o incluso durante la celebración del convite.

Si somos capaces de centrarnos durante este día en lo que verdaderamente importa, que no es más que el momento mágico en el que le diremos el sí quiero a nuestro ser amad@, dará igual que truene, llueva o que granice, incluso este temporal que puede parecer adverso, nos hará también disfrutar de unos momentos divertidos y nos hará dejar a un lado la tensión acumulada hasta la fecha.

La lluvia puede convertirse en nuestra boda en una herramienta única para sentirnos más libres y más en sintonía con el momento tan especial que viviremos con nuestra pareja.

Nosotros no queremos que estéis tristes por una boda lluviosa, ya que como siempre dicen los refranes, que tanta sabiduría nos dejan durante años, “boda lluviosa, boda lluviosa” o “novia mojada, novia afortunada”.

Deja un comentario

7 + 1 =