Aprovecha las rebajas de enero y renueva tu armario

Imagen: racontenido.com

Año nuevo, vida nueva y ¿Por qué no? Look nuevo. Este mes es ideal para cambiar de hábitos y qué mejor que sentirnos renovados con un nuevo fondo de armario a lucir los once meses restantes.

Quizás notemos la cartera algo esquilmada tras el periodo navideño, pero el “ahora o nunca” es una buena filosofía para tirar de fondos y aprovechar las rebajas para algo que nos va a servir en el día a día y que en otro periodo no lo podremos encontrar a precio rebajado.

Muchas veces vemos las rebajas como sinónimo de despilfarro, y esta concepción puede venir fundamentada en que acudimos sin ideas previas y sin planificación. Nos puede parecer que gastarnos de golpe trescientos euros en ropa es algo excesivo pero ¿Te los vas a gastar en otro mes? ¿Piensas ir cada treinta/sesenta días a un centro comercial a comprar ropa?

Si te vas a gastar trescientos euros en ropa en otros meses, ¿Por qué no hacerlo de una vez ahorrando dinero e incomodidades?

Si la respuesta a estas cuestiones es un sí rotundo, ¿Por qué no hacerlo de una vez, ahorrando incomodidades y dinero? Y si no es un sí rotundo, ¿Acaso no te mereces ese chaquetón que vistes durante las compras navideñas tras haber amortizado de sobra el plumífero de hace cinco años?

Ropa de entretiempo para evitar riesgos

Otro de los motivos por los que, no sin cierta lógica, no nos lanzamos a la fiebre de las rebajas es por el miedo a realizar un gasto excesivo con piezas que acabaremos por no ponernos lo suficiente o que quedarán aparcadas en pocos meses. Es por ello por lo que no está de más comprarnos un abrigo, pero nuestras vistas deben estar puestas en ropa que nos pueda valer para el denominado entretiempo o para el resto del año: calcetines, camisetas de manga corta para combinar con las de manga larga, ropa interior… son piezas que podemos adquirir para el resto del año sin tener que preocuparnos más por ellas.

Obtener la ropa de entretiempo en oferta te puede solucionar la papeleta durante todo el año”

Precisamente por el hecho de despreocuparnos el resto del año por ello, o al menos hasta que lleguen las rebajas de verano, el gasto que entendemos por exceso y que no lo es tanto, es más que recomendable y un último tirón a la cuenta no nos debe pesar. En cualquier caso gracias a los mini préstamos al instante podremos hacer frente a este gasto anual y no dejar de beneficiarnos de las rebajas.

Una excusa para salir de la rutina

Nos hemos centrado en estos últimos párrafos en justificar el gasto en ropa como algo utilitario para nuestro día a día, pero hemos olvidado un componente no por ello menos importante: nos lo merecemos.

Cinco días a la semana yendo y viniendo a una oficina en el mejor de los casos invirtiendo nueve horas contando los desplazamientos, once meses mirando al milímetro la nómina que percibimos por ello, relacionándonos con gente bien diversa… ¿No es meritorio el poder sentirnos cómodos con nuestra vestimenta y cómo nos exponemos al público?

Por ello, hay que dejar de lado los remordimientos y hacer del querer es poder tu filosofía para este año. Vistiendo a tu manera y cómo quieras, que del resto de “dolores de cabeza” ya habrás más que tiempo durante el resto del año.

Deja un comentario

2 + 2 =